Cool monkeys


Las monas somos pijas, aunque solo espiritualmente, porque resulta muy difícil compaginar el pijerío con la pobreza franciscana. Pero vamos, por vocación, seríamos pijas, repijas. Eso sí, seríamos pijas modernas, como de Barcelona. Como que no se te nota ¿me entendéis?, que tú has tenido dinero de toda la vida de Dios y si te pones una servilleta en la cabeza creas tendencia.
El Mordisco, bar que frecuentaremos cuando seamos pijas,
de momento, no. Es carísimo.
Super tiesto en Palo Alto


















Sin darte cuenta, con naturalidad. Es probable que tuviéramos una casa en la Costa Brava, no en la Costa Dorada donde actualmente nos devoran los mosquitos. Y, por supuesto, trabajaríamos en un sitio como Palo Alto (el de Barcelona, no el de California).
Para los que no lo sepan, Palo Alto es un espacio de trabajo situado en una antigua zona de fábricas que en los años 80 empezó a restaurarse por un grupo de gente del mundo del arte y del diseño. Ahí tiene su oficina Mariscal y varios arquitectos, decoradores y artistas varios. Está situado en Poble Nou, un barrio de Barcelona poco turístico pero muy interesante.
Quizás alquilemos esta oficina
Lo más curioso es que, cuando entras, es como si estuvieras en un oasis. Todo es frescor, silencio y un jardín muy frondoso, parece mentira que esté en Barcelona. Es un sitio tranquilo, hay poca gente y cada uno está a lo suyo: entran y salen de las oficinas, comen en la cantina, se sientan a charlas bajo los
Cantina de Chico y Rita
emparrados. Vamos, lo que viene siendo la vida ideal de la mona.
O esta...
Estudio de Mariscal con dibujo añadido de un paisano
que se expresó
Brindando con la ganadora de la mona de julio
por nuestro futuro de pijas

%d bloggers like this: