Ataud cerrado
(mona jacinta)


Después de leer Patria de Fernando Aranburu, decidí que necesitaba de forma urgente una dosis alta de frivolidad y me lancé al nuevo caso de Poirot. Seguramente  a muchos os parecerá absurdo dedicarse a escribir nuevas novelas al estilo de Agatha Christie (como si no hubiera escrito bastantes la mujer), pero yo disfrute mucho con La Rubia de ojos negros de Benjamin Black y pensé que podía rememorar mis primeros contactos con el género negro y criminal. Además, tengo que confesar que yo misma intenté escribir un relato de Miss Marple hace unos años por pura diversión. La anciana iba a un balneario invitada por su sobrino Raymond y debía descubrir al asesino de una mujer rica y antipática. No lo terminé, pero lo pasé muy bien y se perdió en una de esas muertes de ordenador ("la próxima vez haré copia de seguridad cada día", conocéis ese falso propósito, ¿verdad?). Tengo que decir que, después de haber leído Ataud cerrado, siento mucho no haberlo acabado y que la familia Christie no me conozca, porque vaya bodrio ha escrito Sophie Hannah. No basta con que Poirot hable de las pequeñas células grises, que haya una especie de capitán Hastings con otro nombre o que el crimen se de en una mansión de la campiña. El crimen es absurdo, los personajes totalmente increíbles y antipáticos, la solución tramposa. Vamos, que lo he acabado solo para poder aconsejaros que ni os acerquéis a este producto diabólico.


%d bloggers like this: