Vestido de novia
(mona jacinta)


Ay, qué miedo he pasado con esta novela. Qué malos ratos, señor, qué malos...
Para mí que Pierre Lemaitre es malo, mala persona quiero decir. La misma impresión me producían los libros de Patricia Highsmith. Para que se te ocurran cosas tan retorcidas, tienes que tener un punto de maldad. Bueno, no me hagáis caso, seguro que el pobre es un santo varón, pero a mí consigue ponerme muy nerviosa. En esta novela, desde el principio, estamos pegados a un asesina en serie --que impacta mucho más que un asesino--. La vamos siguiendo en su camino de atrocidades y, en cierta manera, casi deseas que escape, pese a lo mala que es.
Lemaitre es el rey de los giros inesperados y los personajes malignos. Si no sois miedicas, esta es vuestra novela.
  

%d bloggers like this: