Próxima estación
(mona jacinta)


Me he dado cuenta de que soy una persona feelgood. No porque me gusten estos libros ni porque mi compañía produzca bienestar. No, es que a los que escriben libros feelgood les gustan las mismas cosas que a mí. Mónica Gutierrez parece adivinar que cosas me harán disfrutar y las pone en sus libros: té earl grey, libros, chocolate caliente, hoteles maravillosos, librerías fascinantes y ahora el Orient Express. Los trenes siempre me han fascinado y imaginarme un viaje en un tren de lujo ya me hace morir de emoción. Si a esto le añades una historia de amor entre un chef (que todo el rato prepara cosas riquísimas) y una historiadora; paseos por Venecia o Viena, y viajar de noche mientras cae una intensa nevada comprenderéis que Próxima estación me ha durado un suspiro. Me iba a la cama con él y, cuando apagaba la luz, me imaginaba que estaba yo en un compartimento de lujo atravesando Europa. Ay, Mónica, cómo conoces a tus lectoras y cómo nos haces disfrutar.


%d bloggers like this: