Mortaja de barro
(mona jacinta)


Me hacía ilusión leer la última novela de Carlos Ollo . Nos encontramos ante un nuevo caso del inspector Villatuerta y su hija Nerea. En Eugi, un pueblo cercano a Pamplona, aparece en la superficie del embalse un cuerpo momificado que parece llevar mucho tiempo enterrado, de antes de que las aguas cubrieran la zona. La novela se desarrolla en  Eugi y Pamplona en los años 50 y en la actualidad. Viejas historias que salen a la superficie, y el inspector que debe compaginar su trabajo con el descubrimiento de que su madre se está demenciando y precisa cuidados. Me ha gustado la trama, los cambios de época y de escenario, pero me ha maravillado lo bien que describe Carlos Ollo la vida en un pueblo de esas características en los años 50. El frío, la nieve,  el contrabando, la vida tan dura. Hay una escena con unos ciervos al principio de la novela que me fascinado. Casi tenía que ir a por una manta de lo que me hacía sentir la lectura. Y me han entrado muchas ganas de visitar la zona donde transcurre. Ya tenéis una buena idea de regalo para estas navidades.