Villanoir 2020
(mona jacinta)


Sí, sí, ya sé que Urbano Colmenero y Charo González Herrera ya han hecho su crónica y mejor que yo, pero Villanoir es un evento por el que tengo pasión y no puedo resistirme a contaros la experiencia.
Los lobos acechaban
en Villanúa

Esta gente se supera cada año. Para la ocasión organizaron una nevada tan copiosa que por poco se les quedan la mitad de los invitados por el camino. Creo que Ricardo Bosque ha perdido cinco kilos del estrés. Mi equipo llegó bien (gracias a las cadenas) y pudimos disfrutar del concierto de Trimusici. El grupo nos deleitó con una selección de temas, siguiendo una trama negra, que incluía Amado mío, El tercer hombre, Cabaret y un montón de títulos más.
Trimusici
El sábado no hubo que madrugar. A las doce y media comenzó la mesa "La violencia en el cómic". Hablaban Sara Soler y Álvaro Ortiz y moderaban Javier Marquina y Cristina Hombrados, a los que ya conocemos de otros años. Esta vez ya no me sorprendió lo que disfruté con la mesa. Siempre es un gusto oír a gente que sabe de lo suyo y lo cuenta con pasión. Además, se generó un debate muy interesante entre los componentes de la mesa y el público acerca de los límites de la libertad de expresión que nos hizo reflexionar a todos.
La banda del cómic

Por la tarde había un programa apretado y jugoso. Comenzamos con un careo entre Inés Plana y María Frisa interrogadas por Rita Piedrafita. Se trataron varios aspectos relacionados con mujer y género negro de una forma profunda y amena. Las obras de las dos autoras ya están en mi lista de pendientes.
Inés, Rita y María

El tema de esa mesa enlazaba bien con el siguiente: "Violencia machista". Quizás la proximidad del 8 de marzo o la mano negra de Ana Etxabe... Moderaba con mano firme Susana Rodríguez Lezaun y participaban Carlos Quílez, Susana Martín Gijón y Graziella Moreno. Fue un verdadero gusto oír a gente tan sensata e inteligente hablando de este tema que, desgraciadamente, está de actualidad.
Violencia machista

Para terminar Ramón J Campo, Txemi Parra y Rosario Raro hablaron de "Canfranc realidad y ficción" moderados por Ricardo Bosque y José Antonio Lecuona. Antes de que empezaran, tuvimos un teatrillo, Huir por Canfranc, a cargo de El Club de las Charradas (yo no sé qué pasa en esa zona que das una patada a una piedra y salen tres artistas).

 Fue interesante en sus dos versiones: la histórica con todo lo que sabe Ramón J. Campo sobre el oro de Canfranc y la literaria con Volver a Canfranc de Rosario Raro, que cuenta una historia acerca de los judíos que consiguieron huir  y Funeraria en Brooklyn busca muerto, donde Txemi Parra consigue, una vez más, meter un nazi y hasta el famoso oro de Canfranc. 
Canfranc da para una mesa, varias novelas
 y una serie
Hubo un momento tenso en el debate posterior cuando una persona del público cuestionó alguna de las afirmaciones de Ramón J. Campo. Sin meterme en consideraciones sobre la veracidad u oportunidad de la intervención, creo que el periodista no supo salir con gracia de la situación. No hay que enfadarse, señor Campo, no queda bonito. Suerte que el humor de Txemi Parra salvó la situación (soy súperfan de este hombre y su concepto de "novela piscinera"). Pues nada, luego tomé una caña para saludar a los participantes y decidí que no me perdería Villanoir 2021.