El hombre que se fue a marte porque quería estar solo
(mona jacinta)




Thomas Major es un hombre amargado y gruñón. Es verdad que no le ha ido bien en la vida, pero el caso es que ha desarrollado una aversión por el género humano que le lleva a ofrecerse voluntario para una misión a Marte que es casi un suicidio.
Por otro lado tenemos a la familia Omerod compuesta por Ellie de quince años, su hermano James de diez y su encantadora y demenciada abuela Gladys. La madre murió y el padre está en la cárcel y la pobre Ellie hace lo imposible por esquivar a los servicios sociales y mantener a la familia unida. Estos dos mundos tan ajenos se verán conectados cuando Thomas Major marque por error el teléfono de Gladys. A partir de ahí las historias se enlazan y, por una vez en su vida, Thomas va a hacer algo por los demás. Esta es otra de las novelas feelgood que le pedí a Mónica Serendipia. Me ha encantado. Las conversaciones telefónicas entre la abuela y el astronauta son geniales. Es una historia que va a acabar bien y lo sabes desde el principio , pero van a pasar muchas cosas en el camino. No es nada cursi, tiene mucho sentido del humor y te hace pasar un buen rato. Muy recomendable para estos días.

 


%d bloggers like this: