La tienda
(mona jacinta)


 Cada vez que leo una novela de Stephen King me pregunto ¿por qué no leo yo más a menudo libros de este hombre con lo bien que escribe?
Claro, la respuesta es que los temas que elige no son de mi gusto. Si le hubiera dado por la novela negra en vez del terror, sería su fiel seguidora. Con todo, de vez en cuando leo una y la disfruto. En La tienda la acción se desarrolla en una pequeña ciudad de Estados Unidos donde nunca pasa nada. La gran novedad es que se va a abrir una tienda que se anuncia como de "cosas necesarias" y todo el mundo está muerto de curiosidad. El dueño de la tienda es un anciano encantador, el señor Leland Gaunt que siempre parece tener el objeto que el cliente más desea. Además, el precio siempre es sorprendentemente bajo. A cambio, siempre pide al cliente que gaste una pequeña broma a otro vecino del pueblo. Me encanta como maneja el ambiente, ese pueblo adormilado de gente corriente que se va a ir convirtiendo en el centro de una locura homicida. No soy nada aficionada a las cosas paranormales, pero a mi Stephen le perdono todo.